¡Seamos vampiros!

Un grupo de investigadores de Stanford ha descubierto que al “inyectar” sangre de ratones jóvenes en ratones viejos tiene efectos que podrían llamarse de rejuvenecimiento. Y lo inverso también resultó cierto: ratones jóvenes inyectados con sangre (plasma) de ratones viejos, mostraron signos de envejecimiento.

Antes que el lector asuma que lo que le pasa al ratón también le puede pasar a él y salga, con espíritu de Drácula, a la búsqueda de una joven, es importante hacer notar que puse la palabra “inyectar” entre comillas. Lo que se usó fue una técnica llamada parabiosis. Esto es, los ratones fueron unidos por un procedimiento quirúrgico para generar un sistema circulatorio compartido.

Al estar “conectados” los ratones, el ratón viejo y el joven se observaron efectos inversos. El ratón joven redujo su neurogénesis (producción de nuevas neuronas), aumentó la inflamación cerebral y redujo la actividad sináptica (la forma en que se comunican las neuronas); es decir, envejeció. En cambio, los ratones viejos, incrementaron la neurogénesis (aumentaron las neuronas nuevas), tuvieron menos inflamación y mayor actividad sináptica; es decir, rejuvenecieron.

En otro experimento del mismo estudio, los ratones fueron inyectados con plasma. Se encontraron similares resultados. Los ratones jóvenes tuvieron un deterioro en en tareas de aprendizaje y memoria, mientras que los ratones viejos mejoraron en estas variables.

Es importante considerar el señalamiento de los autores del estudio: las células de la sangre de un ratón no pueden viajar en el cerebro debido a una “barrera” encefálica. Por lo tanto el equipo de investigación concluye que son las moléculas que flotan libremente en la sangre las responsables de los efectos. En este sentido se ha especulado sobre la participación de sustancias químicas llamadas CCL11, pero no está claro como pudieran influir en las neuronas

¡Salud! 😉

Referencia:
Villeda, S., Luo, J., Mosher, K. I., et al. (2011) The ageing systemic milieu negatively regulates neurogenesis and cognitive function, Nature 477, 90–94 doi:10.1038/nature10357

Página del grupo de trabajo: http://www.stanford.edu/group/twclab/cgi-bin/

Comparte 😉


Tags: , , ,

Envía un comentario



  • Calendario

    junio 2018
    L M X J V S D
    « Oct    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930