Desarrolla tu memoria

¿Hay algún método o tratamiento científico que tenga alguna forma de incrementar la inteligencia? Sí. ¿Es para toda la gente? No.

La inteligencia es una facultad inmensamente valorada. Su entendimiento o su desarrollo ha sido objetivo de abundante investigación científica, sin embargo no existen a la fecha fórmulas que mágicamente la potencien. Algunas habilidades asociadas a la inteligencia son también objeto de investigación. Quizá la variable más evidente sea la memoria. Sobre este campo se han hecho avances extraordinarios, pero ninguno representa respuestas del tipo tómese una tableta diaria y será más inteligente. La memoria es una variable importante en la inteligencia porque es lo que permite el aprendizaje y la asociación. En este sentido, se ha logrado que ratones sean más rápidos en tareas de aprendizaje modificando un gen relacionado a la memoria (1).

Potenciar la memoria, es una tarea en donde están involucrados neurocientíficos, psicólogos, laboratorios farmacéuticos, etc. Si bien se han logrado progresos que en condiciones de laboratorio ofrecen un futuro prometedor, a la fecha no existen resultados que puedan traducirse en mejoras rápidas para la población en general.

Es frecuente encontrar productos alimenticios con aditamentos que ofrecen una mejora de la memoria. La moda actual es Omega 3, hace unos años fue Ginkgo Biloba y hace más tiempo fue el Gingseng. Algunos de estos productos han sido probados en la mejora de ciertas habilidades (2), pero no significa que el consumo de esos productos mejorará nuestra memoria de manera espontáneamente.

Aún así hay buenas noticias. Existe una tarea llamada N-back, y también Dual N-Back, que ha sido usada con relativa frecuencia para medir la memoria operativa. Al parecer, hay evidencias que indica que la realización cotidiana de la tarea aumenta la inteligencia fluida. La inteligencia fluida, es para algunos psicólogos una habilidad de razonamiento o de resolver problemas independientemente del conocimiento adquirido.

La tarea consiste en presentar una secuencia de estímulos y determinar si un nuevo estímulo es igual a un estímulo anterior. Por ejemplo: A, D, X, T, T, B, H. Cada estímulo se presenta durante unos 500 ms con un espacio de 2500 ms entre estímulo y estímulo. Pueden ser palabras, imágenes o palabras e imágenes. El nivel de complejidad puede incrementarse instruyendo a la persona para que determine si el estímulo nuevo es igual al antepenúltimo, o al que se presentó dos o tres estímulos atrás o antes. Si tienes un iPhone o iPod Touch puedes experimentar con algunos juegos (3, 4, 5) que cumplen con las reglas de la tarea.

Regresando a la frase con la que se dio inicio esta entrada. Sí, sí hay formas de incrementar la inteligencia, pero aún las más sencillas requieren de dedicación, esfuerzo y constancia.

Comparte 😉


Tags: ,

Envía un comentario



  • Calendario

    junio 2018
    L M X J V S D
    « Oct    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930