La literatura sobre la estimulación de la creatividad en grupo generalmente promueve ambientes sociales confiables, estimulantes y alentadores de las ideas. Con esta premisa, se motiva a la gente a compartir sus ideas. Pareciera ser que la confianza favorece a la creatividad. El no confiar en los demás, el no compartir información es incompatible con la creatividad. Sin embargo, parece que hay una contradicción. La creatividad requiere justamente de ver las cosas de manera diferente, de no confiar, de no creer en las apariencias. Mayer y Mussweiler decidieron resolver esta contradicción y presentan sus resultados en el número de diciembre de 2011 en la Journal Of Personality And Social Psychology.

Mayer y Mussweiler realizaron cuatro estudios en donde modifican experimentalmente la variable confianza vs desconfianza y creatividad pública o privada. Ellos supusieron que el que el producto fuera público o privado era una variable moderadora del efecto benéfico o perjudicial de la desconfianza en la creatividad.

Los resultados del estudio realizado en más de 160 participantes, indica que cuando los sujetos de investigación sabían que su producto creativo sería compartido la desconfianza era perjudicial. Sin embargo cuando fueron informados que su producto creativo sería privado, la desconfianza tenía un efecto benéfico.

Fuente: Mayer, J., & Mussweiler, T. (2011). Suspicious spirits, flexible minds: When distrust enhances creativity. Journal Of Personality And Social Psychology, 101(6), 1262-1277. doi:10.1037/a0024407

Comparte 😉


Tags: ,

Envía un comentario



  • Calendario

    mayo 2018
    L M X J V S D
    « Oct    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031