Ilusiones ópticas II

Las ilusiones ópticas pueden generalmente tener varias explicaciones, aunque más bien pudieran complementarse dos: las cognitivas fenomenológicas y las fisiológicas cognitivas. Es decir, unas centradas más en la experiencia personal y características del objeto y otra más enfocada a los procesos fisiológicos.

Quizá la figura de ilusión óptica más difundida en Internet últimamente es la conocida como “rotsnake”. El autor de esta figura es el psicólogo Kitaoka.

Rotsnake es un ejemplo de ilusión de movimiento en visión periférica. Desde un punto de vista fenomenológico esto es causado por las contrastes de luminosidad. Los contrastes siguen algunas reglas: combinaciones de negro y gris obscuro o bien blanco y gris claro. La ilusión de movimiento tiende a aparecer en la dirección de la zona negra a una adyacente gris obscura. También puede ser de una región blanca a una región gris clara.

Estas ilusiones se pueden modificar y mantener para producirlas en color, aunque estos colores son siempre de alto contraste.

Quizá la explicación fisiológica tenga que ver con la fatiga neuronal. Un concepto que en realidad se refiere a un proceso adaptativo de las neuronas. Por ejemplo un grupo de células puede disparar cierta frecuencia y continuar disparando en esa frecuencia con un tipo de estimulación y al cambiar ésta las células tardan en volver a responder de manera correcta.

En la figura superior es más claro el ejemplo de fatiga. Observa el punto negro fijamente. Después de un tiempo una mancha verde empezará a aparecer en donde desaparece la mancha morada. Aunque en este caso también hay otros elementos de orden fisiológico implicados.

Finalmente esta figura ilustra como incluso la detección de movimiento es un evento interpretativo. La chica en general parece girar en el sentido de las manecillas del reloj, pero mirando la sombra fijamente un rato o desviar la mirada después de verla uno momento puede modificar la forma en como percibimos la dirección, invirtiendo la dirección. He leído infinidad de tonterías al respecto. Es muy fácil cambiar perceptualmente la dirección aparente del movimiento. Mira indirectamente a la altura de sus pies primero hazlo con mayor orientación a la izquierda y después de unos segundos cambia a al derecha. Con eso basta para que puedas modificar la dirección de la rotación. Si es muy difícil para ti prueba tapando primero la parte superior de la chica (algunas de las tonterías que he leído es que esto mide la inteligencia o que tienes más actividad en un hemisferio que en el otro. ¡Pamplinas!)

[Escribí esta entrada el 17 de julio de 2007 para Creatividad y Ciencias Cognitivas]

Comparte 😉


Tags: ,

Envía un comentario



  • Calendario

    noviembre 2017
    L M X J V S D
    « Oct    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930