Los afectos a negar lo que no comprenden han hecho eco de una noticia distorsionada, fuera de contexto, tomada a medias y expresión del amarillismo puro: “Eisenberg, descubridor del déficit de atención, ha confesado que es una invención”.

Dentro de estos afectos están intelectuales seguidores de Freud y de Foucault, practicantes de la homeopatía, amantes del new age y seguramente uno que otro vendedor de ilusiones. Los que más pena me dan son algunos de estos intelectuales, porque si se detuvieran a leer un poco verían que lo que dicen es bastante similar a lo que dice una secta: la cienciología. Seguramente se alarmarían.

Regresemos a la noticia que se ha convertido en meme ¿Realmente dijo eso el “creador”, “descubridor”, “padre” del TDAH?

Lo que se desprende de la lectura es que el trastorno de déficit de atención está sobre-diagnosticado. Que es necesario también buscar otras causas, que hay que estudiar en profundidad el padecimiento y no recurrir a lo más fácil.

En la entrevista de donde se deriva la información distorsionada, el entrevistado dice textualmente lo siguiente: “la predisposición genética para el TDAH está completamente sobrevalorada” lo que implica una aceptación de la existencia del trastorno. Si se agrega a lo anterior, otra cita textual de la misma entrevista: “lo que debería hacer un psiquiatra infantil es tratar de establecer las razones psicosociales que pueden provocar determinadas conductas”, se puede entender lo que quiso decir el Eisenberg.

Así que la expresión “enfermedad inventada” se refiere a psiquiatras flojos que administran pastillas antes que explorar a fondo un padecimiento. Psiquiatras flojos, igual que intelectuales flojos que prefieren leer lo que refuerza sus prejuicios antes que explorar a fondo lo que critican. De hecho es claro que en éste como en otros padecimientos no están todos los que son, ni son todos los que están. Parte del problema es que aquellos que hablan de TDAH o de autismo desde un punto de vista crítico, pero con prejuicio, lo hacen sin saber de lo qué hablan y se parecen mucho a aquellos que diagnostican sin saber mucho de lo que diagnostican.

Así, esta “noticia” es una mala interpretación, una mala traducción y una lectura con prejuicio de una entrevista que refleja una postura crítica en torno al diagnóstico de un padecimiento. Sin embargo, es posible decir que la noticia es parcialmente cierta.

Por otro lado  y si lo que dijo Leon Einsenberg realmente hubiera sido eso: “sí, lo inventé, no existe” ¿eso hace que lo que miles de psicólogos ven todos los días y modifican conductualmente, desaparezca? ¿eso hace que los electroencefalogramas con anomalías observados en personas con TDAH dejen de existir? ¿eso hace que un niño incapaz de controlar sus impulsos, por ejemplo golpear, o incapaz de mantener la atención, ahora lo haga? ¿eso hace que los estudios con  fMRI que muestran diferencias significativas en la actividad neuronal de personas con TDAH dejen de mostrar diferencias?

Por otro lado ¿El Dr. Leon Eisenberg, es el descubridor o “padre” del trastorno de déficit de atención? No. Pueden consultar aquí la historia del TDAH, en donde por cierto no es mencionado el Dr. Einsenberg. En el artículo académico antes citado, también se hace mención de la dificultad del diagnóstico, al que hace referencia Einsenberg.

Sin duda, como cualquier otro tema que ocupe la ciencia, no todo está dicho, falta camino por recorrer y como en todo objeto de la ciencia, pueden haber errores, incluidos aquellos que pueden traducirse en la aceptación o negación de la hipótesis. Pero una cosa es encontrar datos que muestren que se estaba equivocado y otra cosa diferente es decir imprecisiones cargadas de prejuicio.

Comparte 😉


Tags: , , , ,

Envía un comentario



  • Calendario

    junio 2018
    L M X J V S D
    « Oct    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930