Muchos psicólogos y/o especialistas en áreas relacionadas a las ciencias cognitivas dan por sentado que los test de inteligencia tienen una validez casi indiscutible. Hay una gran cantidad de artículos científicos que relacionan tal o cual variable con la inteligencia medida por estos instrumentos. Independientemente de la calidad del trabajo estadístico o metodológico para establecer tal relación, lo cierto es que la relación quizá no es con la inteligencia sino más bien con una habilidad a veces aritmética, a veces de conocimientos, a veces de habilidad verbal, pero difícilmente inteligencia

Si yo preguntara, como pregunto a mis estudiantes, ¿de qué tamaño es el diámetro del ecuador? ¿usted diría que estoy midiendo inteligencia? o si le preguntara ¿qué es una epopeya? ¿consideraría que esta pregunta mide inteligencia? Bueno, pues estas preguntas vienen en uno de los instrumentos más serios y más usados (y también más caros) para medir inteligencia, el WAIS (Weschsler Adult Intelligence Scale). O si usted está aplicando la versión para niños (el WISC, Weschler Intelligence Scale for Children) hará una pregunta que diga ¿cuándo se celebra el día del trabajo? Sí, esa pregunta viene en una prueba de inteligencia. Y como esto vienen operaciones aritméticas, rompecabezas, juegos de armar, identificación de partes faltantes de objetos (por ejemplo ¡manijas de un puerta!)

Lo mismo sucede con otros instrumentos que no tienen preguntas sino son simplemente identificación de ciertos patrones. El test de matrices progresivas de Raven, es un caso típico. Y aunque pareciera que el instrumento no requiere conocimientos formales, le anticipo que si lo resuelve con ojos aritméticos tendrá muy buenos resultados. Si lo resuelve con un sentido estético, seguramente obtendrá una mirada compasiva, lastimosa o despreciable del psicólogo que se lo aplicó, quién por supuesto no lo recomendará por débil mental.

Muchos de estos instrumentos parten de algo llamado factor «g» de inteligencia o factor general. En el fondo Spearman (creador del concepto factor g) y sus seguidores suponen que la inteligencia puede ser explicada a partir de una sola medida que es comparada con una medida estándar

Es claro que la inteligencia tiene mucho de cultural, mucho de habilidad, mucho de aprendido y mucho de especificidad. A diferencia de lo que suponen algunos deterministas biológicos duramente cuestionados por Stephen Jay Gould (La falsa medida del hombre). Puede consultarse la obra de Sternberg sobre la teoría tríadica de la inteligencia o la obra de Gardner y seguidores sobre el modelo de inteligencias múltiples.

Si consideramos como base que la inteligencia implica (condición necesaria, pero no suficiente) la capacidad o facultad de resolver problemas, creo que sería fácil ver que no todo mundo es hábil en todo tipo de problemas y los buenos para un tipo de problemas pueden ser realmente mediocres para otro tipo de problemas. Además también puede resultar evidente que la manera de organizar, detectar y evaluar la importancia de un problema implica patrones culturales. Lo que para usted es un problema, puede causar cierta gracia o incluso desprecio en otra cultura y viceversa.

Así que cuando aparezca un psicólogo o psicóloga con su flamante batería de pruebas de inteligencia puede hacerle una sencilla pregunta ¿qué es inteligencia? así cuando llegue a la pregunta ¿para qué sirve una cama? (que sí, viene en una prueba de inteligencia) usted puede hacerle un guiño y decir ¿esto mide mi inteligencia sexual, de descanso, o está usted bromeando? Y si es del tipo de prueba de inteligencia que no trae preguntas sino figuras de dominó, laberintos o matrices, recuerde que la aritmética básica le puede ayudar a tener altas calificaciones y cuando descubra el código diga algo como «es interesante que lo único que pidan es sumar y restar, por ejemplo aquí…» Tenga de seguro que su evaluador o evaluadora quedará con el «ojo cuadrado», como decimos en México, y seguramente ganará algunos créditos subjetivos favorables.

Comparte 😉


Tags: , , ,

Envía un comentario



  • Calendario

    abril 2019
    L M X J V S D
    « Feb    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930