Desde un nivel muy básico, cuando la gente no experta en el tema habla sobre creatividad, en general habla a la vez de imaginación. A veces se observa a ésta como causa y a veces como sinónimo. Al avanzar en el estudio serio y profundo de la creatividad es frecuente que la palabra imaginación desaparezca del vocabulario. Sin embargo, quizá valga la pena retomar el concepto.

Algunos de las aproximaciones teóricas de la creatividad en las que he estado trabajando consideran que el proceso de crear requiere de capacidades de proyección y anticipación importantes. Es claro que la flexibilidad cognoscitiva es fundamental, pero parte de lo que guía a esta flexibilidad es la habilidad de imaginar hacia adelante el producto terminado, la idea un poco más evolucionada, la posibilidad.

Quien crea, anticipa. No sólo en el sentido de que al ser original y relevante una idea, comportamiento o producto, éste o éstos se adelantarán de alguna forma al estado existente, sino también en el sentido de visualizar lo que puede ser, y quizá aún más: lo que puede ser de lo que puede ser.

Por ello vale la pena retomar el papel de la imaginación en el estudio científico de la creatividad.

Comparte ;-)


Tags: ,

Envía un comentario



  • Calendario

    julio 2014
    L M X J V S D
    « mar    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031